La ingesta de alcohol deteriora la visión nocturna

Una investigación que ha sido llevada a cabo por la Universidad de Granada ha probado científicamente que el consumo de alcohol empeora notablemente la visión a la noche.

Esto se genera por el hecho de que el alcohol aumenta la percepción de halos (círculos lumínicos) así como otras perturbaciones visuales que por la noche entorpecen la visión.

El estudio, que ha sido publicado en la gaceta Journal of Ophthalmology, explica que el alcohol empeora la calidad óptica de la imagen que percibimos por el mero hecho de deteriorar la calidad de la película lagrimal que cubre la superficie del ojo; este hecho se debe a que el etanol ingerido con las bebidas alcohólicas llega a la lágrima y actúa favoreciendo la evaporación de su parte acuosa. De esta forma, con la evaporación acelerada de la película lagrimal, nuestra calidad de imagen se ve mermada.

Para llegar a esta conclusión, el equipo de investigación contó en su estudio con un total de 67 personas participantes a las que se les midió la tasa de alcoholemia en aire respirado con un etilómetro tras consumir diferentes cantidades de alcohol y efectuar unas pruebas de rendimiento visual en condiciones escotópicas o de baja iluminación con un halómetro. Los resultados de las pruebas probaban de forma inequívoca que el consumo de alcohol aumentaba la percepción de estos halos y otro tipo de alteraciones visuales y con ello aumentaba el deterioro de la calidad óptica de la imagen percibida. Este deterioro fue especialmente notable en los sujetos que alcanzaron una tasa de alcohol por encima de 0,25mg/l, esto es, la tasa legal tolerada en España en materia de conducción.